Entrevista a Dominique Colonna

Dominique Colonna fue internacional francés 13 veces y el magnífico portero del gran Stade de Reims, entre 1957 y 1963. Este Reims de Albert Batteux, Kopa, Fontaine, Piantoni, etc... que dominaba el fútbol francés, con un juego espectacular y eficaz, fuente de numerosos títulos, además del de subcampeón de Europa, en 1959, contra el Real Madrid de Di Stéfano, Kopa, Rial, Puskas y Gento...

P. DOMINIQUE, COMPAREMOS EL PORTERO DE LOS AÑOS 50/60 Y EL DEL SIGLO XXI...

Apuntemos primero que los cambios importantes y recientes en las leyes del juego casi siempre involucran al portero. Tuve recientemente una apasionada discusión con Platini, porque él dice que las nuevas reglas han hecho "entrar el portero en el juego". Y yo opino todo lo contrario, porque cuando se le solicita, generalmente es en muy malas condiciones, y sólo le queda despejar cómo pueda, en la banda o a 50 metros de distancia! Para mí, el portero de hoy ha perdido...

P. ...HA PERDIDO SU CALIDAD PRIMERA QUE ERA DE ÚLTIMO DEFENSOR Y PRIMER ATACANTE.

El arquero actual es un portero de balonmano. Además los criterios de detección de porteros son hoy más físicos, atléticos que técnicos. Tendrían que ser criterios de juego que predominen, y de hecho, por ejemplo, ¡son los porteros más altos los que salen peor!

P. ¿PIENSA QUE EL TAMAÑO NO PUEDE SER UN CRITERIO DE DETECCIÓN DEL PORTERO?

No, hoy se dice mucho: "oh mira este portero... ¡qué alto!"... muchas veces se mira y admira el tamaño, y no su técnica. No... la selección de un portero, es primero su juego, sus cualidades técnicas, su forma de salir ante un atacante contrario. La técnica del arquero es primordial... ahora, no tienen técnica... no bloquean la pelota, la rechazan o hacen palmitas, hacen acrobacias que creo son superfluas ... y juegan demasiado con el pie.

P. ¿DOMINIQUE CUÉNTENOS SU JUEGO, SE LE LLAMABA EL PORTERO VOLADOR?

Yo sólo medía 1,72 m, en la época el tamaño de los porteros no importaba, importaba su juego, su técnica y sus salidas como decía... Darui fue el hombre que dio sus letras de nobleza al portero y medía 1,68m y la única excepción era Lev Yashin, alto pero estaba en el suelo rápido... entonces, yo, con este tamaño, tenía que tener cualidades que compensaran, el salto, sí pero sobretodo las salidas, la integración al juego, me gustaba mandar la defensa, y despejaba con la mano, mejor dicho relanzaba el ataque con la mano, de forma precisa... hasta entrenadores rusos venían a ver mis pases con la mano. Cuando Albert Batteux me fichó de Niza al Reims, fue en gran parte por mi juego con la mano.

P. ¿POR QUÉ ESTE FAMOSO JUEGO CON LA MANO?

Yo hacía un pase largo con el brazo encima del hombro, muy preciso y rápido, y me había dado cuenta de que así no encontraba obstáculo, que yo hacía como una vaselina a todo el centrocampo... era un primer pase de ataque o de contraataque. En Niza, ya era entonces "el último defensor y el primer atacante". En Reims, además los atacantes eran pequeños todos, Piantoni, Vincent, Kopa, el más alto era Just Fontaine con 1,75m... entonces no se podía despejar ni 10 centímetros encima de la cabeza. Nuestra vocación era la posesión de la pelota y mi papel de portero era de primer atacante en este caso, con pases precisos a la mano... Ahora se desprecian estos aspectos nobles y técnicos del papel del portero, estos principios de inteligencia de juego.